Tu ropa interior

Al despertar encontré sobre las sábanas de nieve arrugada tu ropa interior desgarrada por las convulsiones del deseo. Y esa foto que debiste haber olvidado, sin querer, en tu huida apresurada.
Ir arriba