Tus Ojos en Bratislava

Quiero volver a encontrar tus ojos en Bratislava. Tu destino se perdió a lo lejos como un río de pasos apresurados junto al Danubio. La Damnation de Faust de Berlioz concluyó con su descenso a los infiernos. Mientras el coro entonaba el pasaje final, con el puño de la camisa, enjugué una lágrima que se precipitó por mi mejilla.

Ir arriba